La piel fina

(3 min)

 

El juicio del 9-N trae cola. Una representación con protagonistas hinchados de soberbia, secundarios de enjundia y actores roba planos. La fiscal jefe de Barcelona, Ana Magaldi ha denunciado los insultos que recibió por parte de un grupo de entre 20 y 30 personas a su salida del cacareado juicio. Magaldi asegura que temió por su integridad y que le llamaron "Mierda fascista, vete de Cataluña, fuera".

 

La novedad en este hecho es que se denuncie públicamente, porque donde no hay novedad es en el suceso en sí, ni tampoco en la previsible respuesta del establishment secesionista, el oasis embarrado catalán. 


De entre todas las respuestas, me quedo como ejemplo con la de Neus Munté, consellera de la Presidencia de la Generalitat. Sin rubor o con rubor disimulado, Munté acusó a Magaldi de tener la piel fina, ya que podría enumerar multitud de casos parecidos que nunca fueron motivo de queja. En esto último tiene razón, y es más, su partido las ha sufrido. Porque el antiguo CDC sufrió insultos y pintadas, cierto es. Pero lo que es inadmisible es que ponga el foco en la denunciante, un político debe centrarse en el violento. Es decir en la CUP. Es decir su muleta en el gobierno. 

El penúltimo caso de la CUP es el cartel que hicieron para convocar a una concentración pro-sanitaria donde eligieron como imagen la de una sanitaria dándole un guantazo al conseller del ramo, Toni Comín, ni pidieron perdón ni retiraron el panfleto incitador a la violencia.

 

Ellos sabrán. Sabrá el secesionismo lo que están dispuestos a tragar por el bien común que es, para ellos, la independencia catalana. La violencia es inadmisible, igual que los brutos de la Blanquerna están pagando. Y los cupaires campando a sus anchas. El tonto útil del secesionismo sigue siendo tonto y útil pero además son violentos y con esos mimbres no se crea nada nuevo. Y por cierto, Sra. Munté, los que hemos sufrido insultos, amenazas, golpes y escupitajos no tenemos la piel fina. Tras 40 años de rodillo nacionalista el catalán que no ha pasado por el aro es porque toda su piel es callo.

Miguel del Amo


Cómo llegar