¿Hacia dónde va la sanidad en España?

(3 min)

ezLa crisis ha azotado la ya de por si asolada sanidad pública, y aún así, el Sistema Nacional de Salud ha logrado sobrevivir. Tras una década funesta se siguen manteniendo unos altos niveles de prestaciones gracias al meritorio esfuerzo de los profesionales que han logrado hacer casi lo mismo con mucho menos.

 

Me asusta pensar en si en el actual reinado populista se empezase de cero nuestro sistema sanitario ¿Qué pasaría? Puede que tal vez muchos ciudadanos, embriagados del demagógico populismo, apostasen por un modelo egoísta. Pero afortunadamente el sistema lleva funcionando muchos años y es por eso que hemos aguantado los malos tiempos y aun con la inercia positiva de los esfuerzos colectivos realizados durante dos décadas, en estos últimos 7 años se degradado. Por primera vez desde que existe el sistema actual hay disminuciones del gasto en un 8,6%. El gasto público sanitario sobre el PIB ha disminuido en esta década de crisis y según las previsiones del Gobierno, hasta 2019 no se recuperará el nivel de gasto que teníamos hace 20 años. 

 

Los recortes, ya sean por improvisación o por pragmatismo, se han centrado en lo más fácil, como es la congelación de plantillas. El deterioro de la prestación es evidente y los problemas se agravan. La falta de inversión se evidencia en el equipamiento tecnológico, cada vez más obsoleto. Llama la atención la ausencia de voluntad política para abordar el futuro de este sistema interautonómico y que nadie proponga un sistema verdaderamente nacional.

 

Hay que decirlo: el retorno de las competencias de sanidad al Gobierno central favorecería mucho su funcionamiento. Desde que no es así, ha perdido flexibilidad, impulso y liderazgo. Tenemos un sistema anquilosado, lento para transformarse y adaptarse a las nuevas realidades.

 

Ya no somos la envidia sanitaria de medio mundo, pero no estamos tan mal como para no volver a levantar el vuelo. No echo solo la culpa a nuestros gobernantes, también a la oposición desaparecida en este asunto. ¿Hacia dónde va la sanidad en España? pues parece que, siendo positivo, a seguir trampeando, y siendo realista ,a seguir degradándose. Echo en falta un sentido de Estado en serio de lo realmente importante. 
 

Toni García-Pérez


Cómo llegar