El bloque 13: Historia vecinal (casi) real

(5 min)

Quiero compartir lo que pasa en mi comunidad de vecinos a ver qué opináis. Os cuento…

 

 

**Antecedentes**
Los vecinos del bloque 13 están situados en la esquina de la comunidad, con acceso directo a la piscina pero más alejados de la puerta de acceso a la urbanización. Están bastante unidos de siempre, tanto por las ventajas de tener al lado de la piscina como por sus inconvenientes (más ruido en verano, más frío en invierno) como por sus ventajas (más frescos en verano, más zona verde junto a sus casas).


También les une el hecho de tener algo más lejos que los demás el acceso a la urbanización.
Esta unión, aunque no total, ha hecho que siempre se quejen en comandita sobre todo, con lo que han ganado ciertos privilegios con el tiempo, como pintar sus plazas de garaje de manera diferente, no pagar algunas derramas por considerar que no les afectaban directamente y cosas así.


Básicamente han aprovechado su unión (parcial) frente a la desidia habitual del resto de vecinos en todas las comunidades, a pesar de que al resto nos haya tocado pagar en ocasiones su parte de las derramas.


No obstante no es que no sean solidarios del todo, la cuota de la comunidad la pagan religiosamente, siempre se quejan, pero pagar pagan.


**Evolución del problema**
Como esto viene de lejos se ha generado una separación (sobre todo emocional) entre los del bloque 13 y el resto de vecinos de la comunidad, pues son tantos años haciendo piña que el resto los vemos como raros y ellos nos ven a los demás como un impedimento para sus inquietudes, como cuando pierden alguna votación en las reuniones, momento en el que se quejan airadamente de que les estamos puteando y pisando sus derechos.
Vamos, que se han acostumbrado tanto a hacer su santa voluntad, de cuando eran mayoría en las reuniones, que de repente ven raro que les paremos los pies cuando se salen del tiesto y quieren, por ejemplo, poner sus propias reglas de uso de la piscina y zonas comunes, solo para ellos.


**El problema gordo**
Pero resulta que ahora han montado una plataforma en la que piden no formar parte de la comunidad porque como no les gustan las normas que se firmaron en su momento las quieren cambiar, y como el resto les decimos que si quieren cambiar las normas provoquen una reunión de TODOS los vecinos y votemos, y saben que ahora no tienen mayoría, aluden a que SÍ SON MAYORÍA en su bloque y que quieren votar solo los del bloque 13.
Ya les hemos informado, y el administrador designado en junta, que hay unas normas escritas y leyes que requieren que se vote en junta en convocatoria a todos los vecinos, pero dicen que esas normas no les atañen, que valen más sus derechos.
Mención aparte merece el administrador, pues no estamos contentos con él, pero hasta que no haya otra junta para cambiarle nos toca respetar lo acordado, pero esa es otra cuestión.
La cuestión es que la ley, nos guste o no, nos aplica a todos, y nos limita, pero también nos iguala en derechos, salvo acuerdo de todos, y es a lo que estamos apelando el resto de los vecinos.
Pero mis vecinos del bloque 13, entre los que tengo grandes amigos, dicho sea de paso, llevan tantos años sintiéndose especiales por las prebendas que ganaron en el pasado, que ahora no tienen costumbre de atenerse a las normas de la mayoría, democracia que le llaman los políticos, y prefieren que la democracia se adapte a sus necesidades, inquietudes, preferencias, exigencias.


Una cosa curiosa es que quieren separarse pero seguir disfrutando de la piscina común. Esto surgió cuando unos vecinos les dijeron que vale, que se separasen pero con todas las consecuencias, que tendrían que hacer acera nueva, pedir nuevos permisos al ayuntamiento, hacer su propio portal, su propia piscina, etc.
Pero no, quieren ir por libre pero solo para lo que les interesa, para no pagar derramas comunes cuando afectan a otros que no sean de su bloque y esas cosas.
Y claro, las cuentas les salen cojonudas, no siempre, pero cuando cuentan su libro solo aluden a las cuentas de los años en que hubo muchas derramas y les/nos salía una pasta al mes. Y ellos dicen que si se segregan, como son menos, pagarán menos de todo. Vamos, la cuenta de la vieja, olvidando todos los beneficios que ha supuesto durante todos estos años formar parte de la comunidad.
Por supuesto, también olvidan el pequeño detalle de lo que les costaría tener todos los servicios pagando solo unos pocos por todo, pero eso se le olvida siempre decirlo a su representante.
Vamos, un lío morrocotudo.
De verdad, quiero a mis vecinos, algunos somos amigos desde hace años y nuestros hijos incluso salen juntos, pero últimamente el que han nombrado responsable de la plataforma ha pasado incluso al insulto, diciendo que les oprimimos, que les queremos joder la vida, por el simple hecho de querer aplicar la ley, y que somos poco menos que franquistas por ello, que deberíamos dejarles aplicar su especial visión de la democracia en la que lo que diga el bloque 13 lo tenemos que asumir toda la comunidad (que somos 17 bloques).
Algunos de mis vecinos incluso están incurriendo en una especie de Síndrome de Estocolmo, y dicen que ¿por qué no les dejamos votar?, pero se les olvida que si votan ellos no tiene efecto legal alguno, y que el derecho y la ley lo que marca es que las decisiones que nos atañen a todos las votemos todos.


El empeño de mis vecinos del bloque 13 está en que les dejemos votar y que lo que decidan se aplique, y claro, el resto nos negamos, pues además de que es ilegal, lo que buscan es un respaldo del tipo que sea a lo que pretenden, una insumisión a las normas de la comunidad, pero encima con el supuesto apoyo de los votos de los vecinos, del bloque 13, que no de todos.
Por supuesto, quieren las llaves del local de la comunidad para votar, y les hemos dicho que no, que es de todos, que así se decidió, y lo mismo que no lo cedemos para fiestas de los chavales tampoco para reuniones de bloques, ni del 13 ni de ningún otro y, de nuevo, que si quieren cambiar las normas de la comunidad, que convoquen reunión, se vote entre TODOS y sea lo que la democracia (de todos) decida.
El problema es que algunos vecinos del bloque 13 tienen llave del local, y dicen que van a ejercer SU democracia nos pongamos como nos pongamos.


**¿Qué hago?**
Algunos dicen de llamar a la policía local si hacen esa reunión ilegalmente para SU voto, por mucho que no vaya a ninguna parte.
Otros dicen que bueno, que les dejemos, que como no va a ninguna parte que más da.
Pero otros piensan/pensamos, que si lo permitimos haríamos un agravio comparativo con el resto de vecinos que sí cumplen las normas, aunque no les gusten, y que cuando quieren cambiar algo se someten a la democracia de TODOS.
¿Que deberíamos hacer?
>Historia (casi) real :/

 

Fernando Tellado


Cómo llegar