El año de los egoístas

(3 min)

Acaba el 2016 y son días de vaticinios. Días de jugar a adivinar qué pasará durante el próximo año. Es divertido recoger las múltiples apuestas elaboradas hace un año y ver cuánto fallaron los aprendices de pitoniso. Como yo no tengo bola de cristal, ni creo en supercherías, jugaré sobre seguro. Afirmo que el 2017 seguirá siendo el año de los egoístas. 

 

Pronostico que seguirá la crisis, esa crisis que impulsa a separatistas, nacionalistas, regionalistas y localistas a dejar de ser solidarios con los más cercanos. Volveremos a escuchar ojipláticos a políticos por la mañana decir que hay que acoger refugiados sirios y por la tarde a esos mismos políticos asegurar, sin sonrojarse,  que los niños extremeños con ordenador son la versión 2.0 de Curro Jiménez. Desde Trump a Puigdemont pasando por miles de medianías que se jactan de llevar a su ombligo por bandera.


Después del pronóstico, el deseo. Pido que se cree, desde el progresismo, un marco político que incremente el bienestar de la ciudadanía. Poner las bases para solucionar los problemas de verdad. Realismo pragmático contra ensoñaciones preñadas de trampantojos. 

 

Miguel del Amo


Cómo llegar