Día Mundial del Medio Ambiente ¿Hay alguien ahí?

(3 min)

 

Hoy se celebra el Día Mundial del Medio Ambiente. No vamos a entrar en el debate entre negacionistas y apologetas del cambio climático pero sí vamos a aprovechar la coyuntura para dar unos cuantos datos comprobados y ofrecer una pequeña reflexión al respecto.
Hoy por muy mundial que sea el día seguimos ejerciendo una fuerte presión sobre el planeta mediante la explotación de recursos hídricos y forestales, la contaminación de la tierra, el agua y el aire, el uso de energía sucias y la emisión cada vez mayor de gases de efecto invernadero. Todos estos problemas complican la supervivencia de millones de personas y están presentes en la agenda internacional desde la Declaración de París sobre Cambio Climático, incluso en la encíclica del Papa Francisco "Laudatio Si".


Los datos de Naciones Unidas nos dicen que una de cada cuatro muertes en el mundo se debe a factores medioambientales y que las muertes anuales por vivir o trabajar en entornos insalubres se estiman en 12´6 millones. La agricultura comercial, basada en la explotación industrial a gran escala, provoca casi el 70% de la deforestación en América latina y un tercio en la de África. Una desertificación, que afecta a casi una cuarta parte del total de tierras del mundo, provocaría que en 2050, si no cambia la tendencia, hubiera aproximadamente unos 200 millones de personas desplazadas. Un dato contrastado es que en el último siglo hemos perdido el 75% de la diversidad genética de plantas cultivables, en un mundo en el que más de 30.000 especies de animales y plantas se encuentran en peligro de extinción. 


Seguro que hoy se publican artículos señalando culpables y escandalizando a la población. No le vemos mucho sentido a eso pero sí señalar que al margen de las razones, cada vez hace más calor. Por ejemplo en Cataluña nos estamos acercando al clima que teníamos en la Edad media una prueba de ello es que en Andorra hay ya 6 bodegas que elaboran vino, algo normal hace cientos de años pero impensable hace unos pocos. Nos tenemos que tomar en serio el asunto ya que no tiene porqué ser grave pero hay que actuar y rápido. Es imprescindible transformar nuestro modelo de producción y consumo para dirigirnos hacia un desarrollo del planeta sostenible. Justicia y solidaridad dos términos que tenemos que aplicar también en el ámbito ecológico. 


David Enguita

Delegado en Barcelona de En Positivo +


Cómo llegar